Susurros del Bhagavad Guita

"Quien mantiene una actitud desapegada dondequiera que vaya, sin exaltarse de gozo ante el bien que recibe ni perturbarse ante el mal, se encuentra sólidamente establecido en la sabiduría"

 

Aquel que puede andar por la senda de su vida, sosteniendo sus emociones de tal manera que logre ser ecuánime en todo momento, sin exagerar por las cosas que le suceden, ya sean de su agrado o no, ha logrado abrazar sus defectos y aceptarse completamente. Entonces se convierte en un ser armónico y sabio.

Muchas veces la "indiferencia del sabio" esta mal vista. Las costumbres sociales tratan de exaltarnos constantemente y casi nos obligan a estar alterados para ser aceptados por ellos.  El Drama es casi una necesidad, pasar de las risas a los llantos es lo normal. ¿De verdad esto es normal?

Parece que la paz interior y el gozo, que te da profunda felicidad, no importan. Tan solo importa demostrar la felicidad, lo logros materiales, actitudes externas, de algo falso.

Normalmente después de exaltarse demasiado, casi llegando a estados exagerados viene lo contrario el bajón emocional. Por este motivo volvemos a necesitar un nuevo "Chute" de algo que nos lleve al paraíso ficticio nuevamente.

Los sabios claramente dicen que la neutralidad es el estado emocional natural, el mismo que nos da tranquilidad, el mismo que sentimos desde nuestro ser, sin aditivos y sin mentiras.